Los secretos de Adventureland en Disneyland París

En Adventureland se puede viajar a varios países en un abrir y cerrar de ojos. Si entras a Adventureland por Central Plaza, te adentrarás en el mundo oriental de las mil y una noches. Tras un paseo por un pueblo típico de arquitectura oriental, te podrás enfrentar con valentía a la atracción de Indiana Jones o perderte en la isla Adventure Isle y por La cabaña de Robinson. Finalmente, si consigues encontrar tu camino tras el laberinto, llegarás hasta la guarida de los piratas y podrás disfrutar del barco del capitán Garfio y darte un paseo con los Piratas del Caribe. 
Como puedes ver, en Adventureland no te puedes aburrir. Y además, es un mundo lleno de curiosidades… ¡Sigue leyendo y descubre todos sus secretos!
 

Mil y unas noches

Desde la entrada a Adventureland por Central Plaza (la plaza del castillo de la Bella Durmiente), todos los detalles de Agrabah, el pueblo de Disneyland París que te hará viajar a Oriente, te sumergirán en el mundo oriental, empezando por el candelabro de oro que se encuentra bajo el pórtico de la entrada. Se trata de un regalo que hizo el Rey Hassan II de Marruecos cuando se inauguró el parque, quien era el principal accionista de EuroDisney en aquel momento. Un objeto de gran valor que un día casi fue arrancado por un coche de mantenimiento demasiado alto. Desde entonces, se instalaron unos bancos para asegurarse de que nunca más volvieran a pasar los coches de mantenimiento del parque por debajo de este pórtico.  


La principal joya de esta zona es el restaurante Agrabah Café. Antes de que se convirtiera en lo que es ahora, en este lugar se encontraban un conjunto de 3 tiendas (L’Échoppe d’Aladin, La Reine des Serpents y Le Chant des Tam-Tams) que buscaban simular un bazar marroquí.




Cuando las tiendas estaban abiertas, varios artesanos marroquíes producían objetos allí mismo y que estaban a la venta en dichas tiendas. Y aunque ya no existan, se ha conservado gran parte de su decorado. Hoy en día se mantienen los letreros de las tiendas, así como los murales pintados que evocan los personajes de las mil y una noches, al igual que las tres veletas situadas en lo alto de las coloridas cúpulas de Agrabah.



Y sin irnos muy lejos del restaurante Agrabah Café, alguien se ha dejado olvidado en un banco la lámpara del genio de Aladdin. Con un poco de suerte, quizás si la frotas saldrá el genio... De hecho, hay mucha gente que asegura haber visto salir humo de la lámpara… ¿Serás uno de ellos? 

Indiana Jones y el Templo de Peril (Indiana Jones et le Temple du Péril) 

Esta atracción representa un templo hindú del sur de la India dedicado a Shiva, uno de los dioses del hinduismo. La atracción fue inaugurada el 10 de diciembre de 1993 por el director de cine George Lucas y su construcción se hizo en un tiempo récord, con el objetivo de tener una montaña rusa de sensaciones fuertes en Disneyland París mientras se construía Space Mountain. Estaba previsto desmontar la atracción de Indiana Jones una vez que se inaugurase Space Mountain, pero el éxito de la atracción fue tal que se decidió mantenerla abierta. 




Durante 4 años, concretamente entre los años 200 y 2004, Disneyland París decidió dar un giro a la atracción, y nunca mejor dicho. Se dio la vuelta a todos los vehículos (girándolos 180º) de tal forma que los visitantes hacían el recorrido de espaldas. En el año 2004 se volvió a la configuración inicial, la que se mantiene hoy en día, con los vehículos mirando hacia delante de tal forma que los visitantes pueden ir viendo lo que les viene por delante.

Adventure Isle y La cabaña de Robinson

Estas dos atracciones son unas de las que diferencia a Disneyland París del resto de parques de atracciones del mundo. Adventure Isle (la isla de la aventura) y La cabaña de Robinson están pegadas una a la otra. No tienes que montar en ningún tipo de vehículo porque aquí el visitante es el que se pierde caminando por la atracción. El nivel de decorado es tan logrado que consigue que los visitantes se sientan como aventureros, rodeados de gran vegetación que forma parte del escenario.

La cabaña de Robinson rinde homenaje a la familia Robinson de la película “Los robinsones de los mares del sur ” producida por Walt Disney en el año 1960 y cuenta con todos los detalles necesarios para que te sientas como un náufrago en una isla. 

En primer lugar, nos hacen creer que hemos naufragado con un velero varado a los pies del árbol en el que se encuentra la cabaña. El nivel de destrozo del velero nos da una idea de cómo fue el violento naufragio sufrido. Y el ancla de este mismo barco se encuentra a la entrada de la cabaña. 



Y en segundo lugar, una vez superado el naufragio, toca aprender a vivir en este nuevo entorno, la isla de la aventura. Para ello Robinson construyó una cabaña sobre un árbol de 21 metros de altura. Se encuentra a 6,5 metros sobre el nivel del agua, de tal forma que es visible por todos los visitantes desde diferentes puntos de Adventureland y el árbol está compuesto por más de 300.000 hojas artificiales, cada una de ellas colocadas a mano.



A la entrada podemos ver una bandera que dice "Puedes entrar en el puerto". A medida que vayas subiendo por el árbol descubrirás la cabaña de Robinson y cómo las diferentes partes del barco (que se encuentra varado a sus pies) han servido para construir las diferentes estancias. Y frente a la habitación de los niños se puede ver otra bandera que dice "No se acerquen, estamos plagados" y que solían usar para asustar a los piratas y estar a salvo de ellos. Finalmente, cuando llegamos a la salida, una última bandera nos desea "bon voyage".



Piratas del Caribe

Próximamente te contaremos todos sus secretos…