Los secretos de Main Street en Disneyland París

Disneyland París no solo son dos parques con atracciones unas junto a otras. Cada una de las atracciones es parte de un mundo que cuenta con su propia historia. En el lenguaje Disney, esta historia recibe el nombre de storyline. Y para darles vida a las storylines y hacerlas creíbles, los ingenieros Disney, llamados imageneers en el idioma Disney, piensan en todos los detalles. Hasta en los más desapercibidos. 

Hay detalles de todo tipo y de lo más curiosos. Son tantos que queremos compartirlos contigo. De esta forma, en tu próxima visita podrás fijarte en muchos de estos detalles y descubrirás muchos secretos escondidos de Disneyland París. Eso sí, no os contaremos todos de golpe, os iremos desvelando más secretos semana tras semana.

Main Street: La inmersión en una ciudad de EE.UU. de principios del siglo XX

Bienvenidos al mundo por el que todos los visitantes pasan nada más entrar al parque Disneyland. Main Street se inspira en la ciudad de Marceline (EE.UU.) donde nació Walt Disney a principios del siglo XX. Es una calle con arquitectura victoriana en la que se puede palpar el progreso y los cambios que vivió EE.UU. en aquella época. 

La entrada a Main Street está pensada de tal forma que nos preparemos a vivir una película y a entrar en un mundo imaginario. De hecho, la zona de las taquillas está ambientada en el mundo del cine. Y los cast member (nombre utilizado para referirse a los empleados de Disney en el vocabulario Disney) van vestidos con los trajes que usaban los acomodadores de cine a principios del siglo XX.  Y si nos fijamos en las casetas que hay junto a los torniquetes de la entrada, seguro que te recordarán a las taquillas de los cines.

De la misma manera que un cine anuncia las películas en sus carteles, el acceso a Disneyland París también anuncia lo que vamos a vivir dentro. Si nos fijamos en la estación del tren de vapor Disneyland París Railroad, cada una de las vidrieras representa uno de los mundos de los parques. Y bajo la estación, donde se encuentra el pasadizo por el que todos los visitantes deben pasar para acceder al parque, podrás ver colgados los carteles que anuncian las atracciones del parque.




Al igual que el cine nos introduce en un mundo de ficción, este pasadizo bajo la estación de tren es la puerta que nos introduce en el mundo mágico de Disney. Y para que este acceso resulte impactante para los visitantes, los techos de este pasadizo son deliberadamente bajos. Al atravesarlo caminando el visitante se siente inconscientemente aplastado por el techo. Sin embargo, al terminar de cruzarlo, todo parece más grande y grandilocuente. 

Una vez atravesada esta frontera, llegamos a Main Street, inspirada en una calle típica de una ciudad americana, combinando distintos estilos arquitectónicos desde la década de 1890 hasta la de 1920. Esa época es símbolo de progreso en la historia de EE.UU. y algunos detalles son muestra de ello. Por ejemplo, en Main Street podemos usar 2 modos de transporte totalmente distintos. Por un lado, está la atracción Horse-Drawn Street Car que consiste en un carruaje de caballos, un tranvía guiado por unos raíles que verás en el suelo y que es movido por el animal. Y por otro lado, la atracción Main Street Vehicles que permite desplazarnos en un vehículo de motor de la época. Una de forma de que los visitantes seamos testigos de la evolución del sistema de transporte. 




También podemos ver el progreso en la galería Liberty Arcade donde, a medida que vas avanzando por ella, las lámparas de gas son reemplazadas por lámparas eléctricas.




El mundo que simboliza Main Street cuenta con todas las instituciones y organizaciones típicas de una ciudad, tales como el ayuntamiento, los bomberos, el dentista, la consulta del médico, restaurantes, la peluquería, las tiendas, un concesionario de coche, etc. Para reforzar esa sensación de haber sido retrocedido al pasado, en los techos de los edificios ondea la bandera de EE.UU. con solo 48 estrellas, frente a las 50 estrellas que tiene la bandera actual. Y es que en aquella época Hawái y Alaska no eran estados de Estados Unidos. 


Si paseamos por la calle principal de Main Street, nos podemos encontrar con una multitud de detalles, visibles e incluso audibles, que nos sumergen en esta pequeña ciudad americana en tiempos pasados:
  • A la derecha del edificio Main Street Transportation Co., un cartel promociona la medicina "Amargos Electricos" de la compañía H.E. BUCKLEN & CO. Y el anuncio dice así: "El gran remedio eléctrico que cura positivamente todas las enfermedades del estómago, el hígado y los riñones, debilidad general, fiebre y trastornos de la sangre". Ese remedio llegó a comercializarse realmente en esa época.
  • A la izquierda de este mismo edificio, la Escuela de Odontología dice: "Dentistas en formación: con licencia para usar el gas de la risa". ¿Sabías que fue una práctica real a principios del siglo XX?
  • Main Street cuenta con un barbero con todos los detalles de la época y donde los visitantes pueden cortarse el pelo (de verdad). En las estanterías podemos ver expuestas las tazas, cada una de ellas con un nombre. Y es que antiguamente cada cliente llevaba su propia brocha que guardaba en la barbería dentro de una taza y que utilizaba cada vez que iba a cortarse la barba. Todos los muebles y las tazas son auténticos y fueron comprados a un barbero de Chicago que se jubiló en el momento de la construcción de Disneyland París.


Como puedes ver, la ambientación exterior está llena de detalles que son parte del ambiente en el que nos sumergimos. Pero dentro de las tiendas y restaurantes de Main Street también abundan las sorpresas: 
  • Dentro de la tienda Emporium, si miramos hacia el tech,o se pueden ver pequeñas cestas colgadas a lo largo de rieles. A principio del siglo XX, estas cestas llevaban el dinero del pago de un cliente desde la caja hasta la oficina que se encontraba en la trastienda o en la planta de arriba. Allí un empleado recogía el dinero y entregaba el cambio de la compra de vuelta utilizando la cesta. El motivo de hacerlo así estaba en que, en aquella época, los dependientes no podían manejar el dinero dentro de las tiendas. 

Los detalles más curiosos...

Disneyland París está lleno de detalles que lo convierten en el lugar tan especial que es. Pequeños detalles que hacen que, ese mundo mágico e imaginario, parezca real. Sigue leyendo porque… ¡Te van a sorprender!

…sobre la historia de Disneyland París

Algunos detalles son testigo de la historia de Disneyland París:

  • En las barandillas de la atracción Railroad se puede leer las letras EDRR. Se trata de las siglas del antiguo nombre de la atracción: EuroDisneyland RailRoad.

…sobre Main Street

La calle principal de Disneyland París está llena de curiosidades:  

  • Se utilizan 225.000 bombillas para iluminar todas las fachadas que hay en Main Street. 

…sobre el ayuntamiento

Como lo oyes, ¡Disneyland París tiene su propio ayuntamiento!

  • En el ayuntamiento se encuentra el concept art (arte conceptual) de Disneyland París. ¡Descubre cómo fueron los primeros diseños de Disneyland París!

… con guiños a la familia Disney

Los familiares de Walt Disney y las personas que participaron en el diseño de Disneyland París también tienen su dedicación: 

  • En la plaza Town Square, en la fachada de la tienda Storybook Store (librería de Main Street), se indica la fecha de construcción de 1891, que en realidad se corresponde con el año del fallecimiento del abuelo de Walt Disney llamado Kepple Elias.