Galerías y pasajes cubiertos de París

Las galerías y los pasajes cubiertos son un signo distintivo del París del siglo XIX. Se llegaron a construir decenas de ellos, aunque actualmente solo quedan algunos. El motivo de la construcción de estas bonitas galerías remonta al momento en el que París empezó a convertirse en una gran ciudad con comercios de lujo. La gente adinerada de la ciudad quería pasear por un lugar seguro y tranquilo, alejados del bullicio de las calles de la capital, lo que dio lugar a estas galerías.   

Sin embargo, en la década de 1860 llegó la gran transformación del centro de París, impulsada por Georges-Eugène Haussmann, y la construcción de nuevos y amplios bulevares. En aquel momento también surgieron grandes almacenes y nuevas galerías, más amplias que las galerías comerciales construidas anteriormente, las cuales empezaron a entrar en declive. En consecuencia, con el paso del tiempo, muchas de ellas han ido desapareciendo.

Pero afortunadamente, todavía podemos visitar varias de estas galerías comerciales construidas en el siglo XIX. A continuación, te damos todos los detalles sobre los pasajes y galerías más bonitas de París. El acceso es gratuito y normalmente sirven de conexión entre distintas calles, por lo que cuentan con al menos dos accesos. 


Todas las galerías destacan por tener algunos elementos en común, como los techos acristalados que permiten el paso de la luz natural y un reloj dentro de la galería, para que los visitantes pudieran hacer sus compras mientras esperaban el transporte y al mismo tiempo controlar la hora para no perderlo. 

Galerie Vivienne

Se trata de una de las galerías más emblemáticas y famosas de la ciudad y un claro ejemplo del encanto de la arquitectura parisina. Construida en 1823, la galería Vivienne fue catalogada como monumento histórico en 1974 y bien merece una visita durante una ruta por el centro de París.

Si miras hacia el suelo podrás admirar sus coloridos mosaicos y, si alzas la mirada, te encontrarás con un precioso techo acristalado que permite el paso de luz natural. La galería cuenta con 176 metros de largo y en su interior podemos encontrar una amplia variedad de comercio, donde no faltan las exclusivas boutiques, tiendas de prêt-à-porter, casas de té, tiendas de golosinas, bodegas de vino, ultramarinos, libros antiguos, etc.

  

Horario de apertura: De 8.30 a 20.30 h.

Reservar free tour en París

Passage des Panoramas

El Passage des Panoramas es una galería comercial situada en el primer distrito de París. El pasaje de Panoramas es el primer pasaje cubierto de París, construido en 1799 y que conserva el encanto y la elegancia de los comercios antiguos. Sirve de conexión entre la zona de los grandes bulevares y la Bolsa, desde el Boulevard Montmartre hasta la rue St Marc. Protegido por una espléndida cristalera, este pasaje comercial está clasificado como monumento histórico. Debe su nombre a unos panoramas (grandes frescos panorámicos circulares que mostraban imágenes de ciudades y de batallas célebres) instalados en unas rotondas cercanas que fueron destruidas.

  

A lo largo de sus 133 metros de galería conviven comercios de alimentación, tiendas gourmet y artesanos de arte, así como coleccionistas de tarjetas, postales, monedas, autógrafos y sellos antiguos. Se pueden seguir admirando los decorados antiguos, como el del Café Stern (un antiguo taller de grabado), que simbolizan el urbanismo ambicioso de finales del siglo XVIII. Inaugurado en 1807, el teatro des Variétés aún ofrece una cartelera con espectáculos y comedias donde actúan famosos, animando así la galería desde hace más de dos siglos.

  

Actualmente el pasaje de Panoramas es uno de los centros más importantes del comercio filatélico de la ciudad y fue declarado monumento histórico en 1974.

Horario de apertura: De 6 a 24 h.

Passage Jouffroy

El pasaje Jouffroy, con una longitud de 140 metros, se construyó en 1836 como prolongación del pasaje de los Panoramas, aprovechando la popularidad que tenía en aquel momento. Lleva el nombre de Félix de Jouffroy-Gonsans, propietario de los terrenos en los que se sitúa el pasaje, el cual fue obra de los arquitectos François Destailleur y Romain de Bourges.

Se compone de una galería en ángulo (forma de zigzag con unas escaleras que separan dos galerías); un trazado muy peculiar debido a la forma de las parcelas sobre las que se construyó. Esta galería comercial es testigo de la evolución tecnológica del siglo XIX y del dominio de las estructuras de hierro, siendo el primer pasaje parisino construido íntegramente con metal y vidrio. También fue el primero en contar con calefacción por suelo radiante. El suelo es de mármol y tiene una geometría compuesta de cuadrados blancos, grises y negros. Y como es habitual en los pasajes parisinos de aquella época, un reloj domina esta bonita galería iluminada con luz natural gracias a su techo de cristal y metal.

  

A principios de la década de 1880, se creó un museo de cera llamado Musée Grévin en un terreno adyacente al pasaje. La salida del museo, decorada con diversas figuras, se encuentra dentro del pasaje y contribuyó en gran medida a su éxito. Pero a principios del siglo XX comenzó a disminuir la popularidad de este pasaje y a punto estuvo de ser demolido en 1912. Sin embargo, finalmente se mantuvo en pie y en 1932 se modernizó y se equipó con rampas eléctricas. Unas décadas después, en 1974, el pasaje fue catalogado como monumento histórico y en 1987 fue renovado completamente y recuperó su pavimento original. En 2019 se sometió a una nueva renovación, incluyendo la restauración completa de las fachadas interiores, incluida la del famoso Museo Grévin.

  

En el pasaje Jouffroy podemos encontrar tiendas de recuerdos, librerías, jugueterías, restaurantes, el famoso hotel Chopin (que debe su nombre al compositor que pasaba mucho tiempo en este pasaje), el clásico salón de té Valentin o el espectacular salón de los espejos (Le Salón des Miroirs) que se puede alquilar y convertirse en un club privado.

Horario de apertura: De 7 a 21.30 h.

Reservar traslado privado

Passage Verdeau

Este pasaje lleva el nombre de Jean-Baptiste Ossian Verdeau, uno de los promotores de su construcción y accionista de la Société du Passage Jouffroy que construyó esta galería en el año 1846. Se trata de una extensión de los pasajes des Panoramas y Jouffroy. Y aunque siempre ha sido menos popular que los otros dos pasajes, Verdeau es uno de los más luminosos, con un alto techo de cristal en forma de espina de pescado y un refinado diseño neoclásico .

  

El pasaje Verdeau, que cuenta con una longitud de 75 metros, ha permanecido cerrado al público (solo era para uso privado) durante mucho tiempo. Sin embargo, a raíz de la apertura de la gran casa de subastas llamada hotel Drouot, el pasaje atrajo a muchos anticuarios que decidieron establecerse aquí y cada día se acercan hasta aquí muchos coleccionistas de libros y postales antiguas, cámaras de fotos de colección, etc. Actualmente este pasaje pertenece al Ministerio de Cultura y es monumento histórico desde 1974.

Horario de apertura: De lunes a viernes de 7.30 a 21 h y los fines de semana de 7.30 a 20.30 h.

Passage Choiseul

Construido en el año 1827, este emblemático pasaje cercano a la Opera de París está nuevamente abierto al público desde el verano del 2013. Se trata del pasaje más largo de la ciudad, con 190 metros de recorrido. En este mismo lugar se ubicaban cuatro hoteles que fueron destruidos para la construcción de este pasaje. Sin embargo, se mantuvo en pie la entrada a uno de los hoteles y hoy en día es la entrada norte a este pasaje.

Déjate sorprender con su cristalera, que ha recuperado su aspecto original. Aprovecha para darte un paseo, hacer alguna compra o sentarte en alguno de los restaurantes o bares.

Horario de apertura: De lunes a sábado de 8 a 20 h.

Passage des Princes

Es la última galería comercial cubierta del siglo XIX, la época del barón Haussmann, aunque con una historia bastante turbulenta. Fue inaugurada en 1860 con el nombre de Passage Mirès y destruida en 1985. Sin embargo, pocos años después fue completamente reestructurada y reconstruida. Ubicado muy cerca de la Opera Garnier y de las grandes tiendas, la arquitectura de este pasaje va en sintonía con los impresionantes edificios de la zona.

  

Este pasaje destaca por la presencia de varias jugueterías a lo largo de sus 80 metros de longitud, cada una con su especialidad, así como de tiendas de videojuegos y modelismo. ¡Bienvenid@s a la galería favorita de los más pequeños!

Horario de apertura: De lunes a sábado de 8 a 20 h.

Ver monumentos y museos de París

Mapa

Ya conoces las principales galerías y pasajes cubiertos de la capital francesa. ¡Ahora solo te falta apuntarlos en la lista de lugares a visitar! En el siguiente mapa puedes ubicar dónde se encuentran (ver puntos naranjas).