Qué ver en París

París es sin duda una de las ciudades más bonitas del mundo y con un gran patrimonio cultural y arquitectónico. Podríamos estar muchos días visitando la capital francesa, una ciudad muy grande y con muchos lugares para descubrir. Pero desafortunadamente no todos tenemos el mismo tiempo para poder visitarla, por lo que a continuación te proponemos qué visitar en París según el número de días de los que dispongas. Las siguientes propuestas están creadas por Monparigo para disfrutar lo máximo posible de la ciudad. Pero siempre podrás acortar o modificar las rutas en función de lo que te apetezca en cada momento. ¡Lo más importante es que disfrutes de esta increíble ciudad de la manera que más te guste!

Vista aérea de París

Pero antes de empezar a caminar por París, es importante ponerse en contexto. Te encuentras en una ciudad que ha sido testigo de muchos acontecimientos históricos y que podrás apreciar en muchos de sus edificios. Desde sus orígenes como una pequeña aldea en la Isla de la Cité (donde se encuentra Notre Dame), París ha presenciado el poder de la monarquía francesa durante la Edad Media hasta que la revolución francesa acabase con ella, el imperio de Napoleón, las revoluciones industriales, las guerras mundiales, la post-guerra, el presente y el futuro para el que ahora se prepara.

Qué ver en París en 1 día

Si estás de paso y solo dispones de unas horas para visitar la ciudad, quizás una buena opción sea optar por un paseo turístico en autobús, un crucero por el Sena o la combinación de ambos. En un día no te dará tiempo a conocer la ciudad, pero al menos de esta forma podrás ver desde fuera muchos de los lugares de interés de París y hacerte una ligera idea de todo lo que ofrece esta ciudad. ¡Te esperamos en tu próxima visita, en la que esperamos que tengas algo más de tiempo!

Atardecer sobre el Sena de París

Qué ver en París en 2 días

Día 1

Para tu primer día en la capital francesa te proponemos hacer una ruta a pie por el centro de París que hemos preparado para ti y entrar al museo del Louvre. Un día donde apreciarás las diferentes épocas que han marcado la ciudad.

Comenzaremos en la Concorde, desde donde podremos observar el Arco del Triunfo al final de la avenida de los Campos Elíseos, y seguido nos adentraremos en los jardines de las Tullerías y el museo del Louvre. Estos dos lugares conjuntamente formaron parte del Palacio Real de los reyes de Francia, hasta que en 1682 su residencia se trasladara al Palacio de Versalles.

Vistas del Louvre desde los jardines de Tullerías    Vista de la pirámide y el museo del Louvre de París


Adéntrate en el museo para conocer la famosa Gioconda de Leonardo Da Vinci (La Mona Lisa) y otras obras de arte, y descubre también los restos de un castillo medieval que se encontraba en este lugar.

Comprar entradas Louvre

A poca distancia del museo podrás conocer el Palacio Real y su fotografiado patio. Y si ya te ha entrado el apetito y te gusta la comida japonesa, esta es la ocasión para conocer una calle llena de restaurantes asiáticos frecuentados por clientes de este continente. Comida tradicional alejada del clásico sushi. Después de esta pausa, adéntrate en una galería construida en el siglo XIX. Admira sus coloridos mosaicos y techo acristalado. ¡Te va a sorprender!

Escultura de esferas de acero en el Palais Royale de París

Continúa tu paseo por algunas de las calles más típicas de París hasta llegar a una nueva galería comercial e intercambiador de transporte público cuya estructura te hará viajar al futuro por un instante. Desde aquí, nos dirigiremos a la Isla de la Cité, donde veremos la catedral más emblemática de París, que lamentablemente en abril de 2019 sufrió un incendio y que se encuentra cerrada: Notre-Dame de París. De ahí caminaremos unos minutos hasta el Ayuntamiento, para terminar en el moderno Centro Georges Pompidou, donde se encuentra una de las colecciones de arte moderno y contemporáneo más importantes del mundo.

En esta zona encontrarás muchos restaurantes donde cenar e incluso tomarte algo. ¡Te lo habrás merecido!

Día 2

Durante este segundo día, el río es el protagonista. Te proponemos subir a la torre Eiffel, un paseo en barco y un bonito recorrido a pie por el Sena que hemos preparado para ti. 

Comenzaremos el día en el lugar con las mejores vistas a la torre Eiffel, a la que nos dirigiremos tras atravesar unos jardines y cruzar al otro lado del río.

Comprar entradas torre Eiffel

Tejados de París con la torre Eiffel de fondo

Después de haber disfrutado de las vistas desde lo alto de este símbolo de la ciudad, párate un minuto a observar la magnitud de esta estructura de hierro desde el Campo de Marte, los jardines que se encuentran a los pies de la torre. A continuación, te proponemos un paseo en barco por el Sena. Una visión diferente de la ciudad y que te permitirá ver muchos de los principales edificios de interés de París. A los pies de la torre Eiffel encontrarás dos compañías de barco. Otra opción es comenzar con la ruta y más adelante encontrarás el embarcadero de una tercera empresa que ofrece este paseo en barco. Hemos preparado una detallada comparativa de las tres empresas, para que solo tú decidas cuál te interesa.

Comprar entradas paseo en barco


Barco turístico por el Sena, con la catedral de Notre-Dame de fondo

Si te apetece, otra opción es dejar este paseo para la noche y disfrutar de una cena inolvidable a bordo de un crucero por el Sena.

Nos ponemos en marcha para descubrir las orillas del río desde la perspectiva de un viandante. Un recorrido largo pero precioso, por una zona sin coches, donde también es una buena opción moverse en bicicleta con el sistema Velib. Durante este recorrido comprobarás cómo los parisinos disfrutan de su río con buen tiempo. Desde hace unos años, el Ayuntamiento trabaja para devolver la ciudad a los peatones y las orillas del Sena son las protagonistas de este cambio. Lo que en su día fue una carretera, se ha convertido en un lugar con mucha vida, donde encontraréis algún jardín flotante, niños jugando, gente practicando deporte… Y donde también podrás tomarte un descanso en una tumbona y disfrutar de las vistas mientras tomas algo. A los parisinos les encanta disfrutar de una copa de vino a orillas del río. ¡Anímate tú también!

Durante este recorrido podrás apreciar la grandeza de diferentes palacios (en uno de ellos se encuentran los restos mortales de Napoleón) y el museo de Orsay, dedicado a las artes plásticas del siglo XIX. Puedes aprovechar para entrar en ellos, si te apetece. Después, llegaremos hasta el barrio latino. Si tienes tiempo y fuerzas, puedes continuar con la ruta por el Sena que hemos preparado, la cual termina en una gran biblioteca de peculiar arquitectura. O si lo prefieres, puedes quedarte aquí, uno de los barrios con más encanto e historia de París. Un buen lugar donde terminar el día, con mucha vida y locales donde poder cenar. ¡Ahora toca relajarse y descansar!

Qué ver en París en 3 días

Para los dos primeros días, te proponemos seguir el plan que hemos contado más arriba para 2 días:

Ver plan día 1.

Ver plan día 2.

Día 3

Durante el tercer día en París te proponemos moverte hasta la zona norte y conocer el mercado de las pulgas (si te coincide con los días de apertura) y una corta pero intensa ruta a pie por el barrio de Montmartre, uno de los barrios más pintorescos de la capital francesa. Para terminar el día, nos iremos hasta el corazón del lujo parisino. ¡Te va a encantar!

Si hoy es sábado, domingo o lunes, te recomendamos conocer el mercado de las pulgas de París. En caso contrario, puedes ir directamente al barrio del Montmartre, que describimos en el siguiente párrafo. El mercado de las pulgas está dividido en varias zonas y se trata de un gran mercado de antigüedades con mucha historia. Aunque no tengáis la intención de comprar nada, merece la pena callejear y perderse por sus calles, tranquilas e íntimas. Después, puedes hacer un alto en el camino en un curioso bar situado en una antigua estación de tren de París. Podrás tomar productos ecológicos en un entorno creado con muebles reciclados. Aprovecha para ir a su terraza trasera y visitar a sus gallinas en plena ciudad. Curioso, ¿verdad? Te contamos todo en nuestra página del mercado. 

A tan solo 4 paradas en metro del mercado, llegaremos al barrio de Montmartre. Sus callejuelas te harán creer que estás en un pueblo, pasando por una bonita plaza llena de pintores. Se trata del punto más alto de la ciudad, desde donde tendrás una de las mejores vistas de París. Podrás entrar a la basílica del Sacré Coeur, característica por su arquitectura y color blanco.

Basílica del Sagrado Corazón de París (Sacré Coeur)

Durante esta ruta no te olvides de sacarte una foto en el cabaret conocido por su molino rojo, donde puedes disfrutar de uno de los espectáculos más famosos del mundo. ¿Sabes a qué lugar nos referimos?

Comprar entradas

Si te ha entrado el apetito, en la zona hay un restaurante conocido por sus ensaladas gigantes, que solo unos pocos consiguen terminarla. Te recomendamos consultar en nuestro blog los artículos sobre dónde comer por menos de 20 € por persona o incluso por menos de 10-15 €.

Para la tarde de hoy te proponemos ir caminando y descubrir estos lugares del corazón de París: Opéra, Village Royale, Place Vendôme y Galeries Lafayette. Dentro de estas famosas galerías, que disponen de dos edificios, encontrarás una impresionante cúpula que merece la pena ver, así como una terraza de verano (rooftop) donde tomar algo mientras disfrutas de unas bonitas vistas a la ciudad. Durante el paseo por esta zona de París, los más golosos tendréis la oportunidad de entrar en una de las pastelerías más conocidas de la ciudad: Ladurée. Aquí encontrarás el dulce más típico, el macaroon, donde podrás elegir entre los colores y sabores que más te gusten. ¡Buen provecho!

Vistas a la cúpula de la tienda principal de las Galeries Lafayette en París  Vista a la Opera de París desde la terraza de Galeries Lafayette


Qué ver en París en 4 días

Para los tres primeros días, te proponemos seguir el plan que hemos contado más arriba:

Ver plan día 1.

Ver plan día 2.

Ver plan día 3.

Día 4

París es una gran ciudad donde encontrarás mucha diversidad y contrastes. Algo que podrás apreciar durante estas dos rutas que te proponemos para hoy. Desde la avenida más lujosa, los Campos Elíseos, hasta el barrio con más historia de la ciudad, el barrio latino.

Comenzaremos la jornada en el Arco del Triunfo, al que puedes entrar si quieres y disfrutar de sus vistas. Desde aquí podrás observar la perfecta alineación kilométrica entre la avenida de los Campos Elíseos (con el Louvre al fondo) con La Defense, la zona financiera de París que reconocerás fácilmente por sus rascacielos. Después de la foto de rigor con el arco, comenzaremos a bajar caminando por la avenida de los Campos Elíseos, donde encontrarás lujosas tiendas, desde fabricantes de automóviles hasta marcas de moda como Louis Vuitton, donde normalmente hay que hacer cola para entrar.

Vista desde abajo del arco del triunfo de París

Desviándote un poco de esta avenida, tendrás la oportunidad de pasar por delante de la residencia del presidente francés. La puerta de este palacio es una imagen típica de los telediarios, donde el presidente recibe a sus visitas, y que de ahora en adelante seguro que te sonará. Seguiremos la ruta hacia el río, pasando por una avenida más tranquila pero donde también se concentran las tiendas de lujo más famosas.

Después de este recorrido por el bullicio, el lujo y el poder, te proponemos moverte hasta el barrio latino, para comenzar un bonito recorrido por sus calles. Nos encontramos en la cuna del conocimiento, la cultura y la historia, donde se concentran muchas universidades, alguna que seguro conocerás. La historia también esta presente en este barrio, a través de sus múltiples iglesias y monumentos, como el Panteón. Además, sus calles han sido escenario de conocidas películas y cuenta también con una mezquita, muestra de la multiculturalidad de la ciudad.

Pantalla y teclado de las bicicletas Velib de París

Esta ruta te proponemos terminarla a orillas del río, descubriendo dos lugares poco conocidos de la ciudad y ambos con una arquitectura muy peculiar. Una zona animada con terrazas (siempre que el tiempo acompañe). Una tarde diferente alejada de los puntos más turísticos de la ciudad, tras la que ya toca descansar, ¡te lo has ganado!

NEWSLETTER

¿Quieres saber más sobre París y Disneyland París?